casadebodas.com

El contenido de esta página requiere una versión más reciente de Adobe Flash Player.

Obtener Adobe Flash Player

Planifica tu Boda

La animación de la fiesta

La animación de tu fiesta de boda es importante. Tienes el desafío de divertir a los invitados de edades y horizontes diferentes.

Hagas una boda clásica u original, he aquí algunas ideas a tener en cuenta:

La música
- El DJ: es la fórmula más clásica.
El DJ viene con su material y su música. Para elegirlo bien, pregúntale cómo comienza la fiesta, con qué música hace bailar a las diferentes generaciones. Coméntale tus gustos musicales y definan juntos una línea musical para la celebración.
Dejale claro si deseas que anime la noche con su micrófono o si, por el contrario, no quieres que así sea.
Para un buen DJ, cuenta como mínimo con 3000 BsF y reservalo al menos con 6 meses de antelación.

- Una lista de canciones (playlist): es la fórmula económica y ultra-personalizada. Con la llegada del MP3, se ha vuelto muy fácil diseñar la animación musical para esa noche.
Prevé una buena sala. Por supuesto haz algunas pruebas antes en tu casa. No te olvides de la generación de los padres.
Pide a dos o tres amigos cercanos que te ayuden a controlar la buena marcha de tu lista de canciones, incluso de elegirlas en función de la evolución de la celebración.

- Un concierto: el directo es la fórmula más chic, tus invitados recordarán la diversión de los conciertos en directo.
Esto te permitirá, además, elegir por anticipado el género musical al que eres aficionado y compartirlo.
Su único defecto: restringe la fiesta a un solo tipo de música. Lo ideal es entonces comenzar la noche con un grupo musical y después encadenar ya sea con un DJ, ya sea con una lista de canciones en un ordenador.
Piensa en cuál es el momento más apropiado para cada estilo de música. Lo ideal para la música clásica o el jazz es escucharlos durante el cocktail. Después de la cena podremos escuchar a un grupo de pop rock.
Acuérdate de reservar un espacio suficientemente grande para que se puedan instalar sus instrumentos musicales y tocar comodamente. Si deseas hacer el concierto al aire libre, prevé siempre un “plan b” a cubierto por si el mal tiempo impidiera el concierto.

Los participantes
¿Deseas que haya discursos? Ya sea que sí o que no, házselo saber a tu entorno más próximo que se sentirá así más libre.
Pide a alguno de tus testigos o a un pariente que coordine este tema. Los futuros intervinientes se dirigirán a él para saber si dispondrán allí del material que puedan necesitar (retroproyectores, pantallas, micrófonos).
También será él quien organice el orden de las intervenciones. Lo ideal es hacerlo antes de cada uno de los platos y comenzar así la fiesta.
Es él en definitiva, quien se encargará de resolver los pequeños problemas técnicos porque, el día de tu boda, ¡no podrás preocuparte de todo esto!

Los niños
Siempre puedes pedir a tus invitados que vengan sin sus hijos. Pero, en la mayoría de los casos, son numerosos quienes prefieren llevarlos. El día es relativamente fácil de gestionar, será suficiente con organizar su fiesta para que los padres puedan disfrutar de la noche. Éstas son las opciones:
Para los pequeños, lo ideal es una niñera. Cuenta con una cada 8 niños. Prevé un cuarto aparte, y lo ideal es que tenga camas o colchones para los más cansados.
Los niños más mayores pueden disfrutar de actividades pensadas específicamente para ellos: magia, taller de maquillaje, de dibujo (con jóvenes de la zona)...