casadebodas.com

El contenido de esta página requiere una versión más reciente de Adobe Flash Player.

Obtener Adobe Flash Player

Luna de Miel

Egipto, un viaje lleno de misterio

Una aventura sin igual como destino para la luna de miel

Navegar por el Nilo a bordo de un crucero se convierte en un auténtico placer, si se hace a bordo de una embarcación dotada de todo el confort y el lujo, que el cliente más exigente pueda desear. Ante nosotros se abrirá el sobrecogedor espectáculo del paisaje faraónico...

Disfrutaremos de los relieves e inscripciones de los templos ptolemaicos de Esna y Edfu, en honor al dios Horus, cuyas murallas son un auténtico libro de texto de mitología y geopolítica. Los templos estratégicos de Kom Ombo o la ciudad de Aswan, con sus embriagadores colores de ébano, marfil, rosa y oro, serán el mágico preámbulo para la gran metrópolis del mundo antiguo: El Cairo.

Las pirámides
Nada mejor que empezar por lo más conocido de Egipto: las pirámides de Giza. Keops, Kefren, Micerinos y la Esfinge, se sitúan en un emplazamiento único en el mundo y universo de grandeza.
 
Otra excursión a realizar es la del Museo del Barco Solar. Este alberga una embarcación descubierta en 1954 junto a la Gran Pirámide y reconstruida posteriormente. Distintas teorías apuntan la posibilidad de que sirviera para navegar por el Nilo, se tratase de una barcaza funeraria e incluso se le relaciona con el antiguo mito del Dios Solar navegando eternamente a través del firmamento.

Memfis, capital del Antiguo Imperio
Memfis es una de las ciudades más antiguas de la Tierra y capital del antiguo Imperio. En ella se encuentra la colosal estatua de Ramsés II, el Templo de embalsame del sagrado Buey, Apis y la Esfinge de mármol.

En 1979, el conjunto de Memfis con sus necrópolis y campos de pirámides (Giza, Abusir, Saqqara y Dahshur) fue declarado Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO, con el nombre de Menfis y su necrópolis, la zona de las pirámides desde Giza hasta Dahshur.
 
Y, para estar como en casa (¡o mejor!), puedes alojarte en el Four Seasons the First Residence (en la imagen).