casadebodas.com

El contenido de esta página requiere una versión más reciente de Adobe Flash Player.

Obtener Adobe Flash Player

La Boda

¿Cómo manejar los nervios antes de la boda?

Descubre cuando son solo nervios, y cuando es momento de cancelar la boda.

Si sientes muchos nervios trata de calmarte, y explorar tus sentimientos. Descubrir lo que hay atrás de estos nervios, te va a llevar a un matrimonio más fuerte y saludable, o a evitarte cometer un error.


Estrés Normal Antes de la Boda

Preocuparse por los pequeños detalles, y sentir estrés es normal. Esto no debe confundirse con motivos serios para no querer casarse. Puede ser una señal que necesita más ayuda para organizar la boda, o tomarlo con más calma.


Aquí te damos algunos tips para sobrepasar el estrés normal

Tomate un tiempo y reflexiona cuáles son tus miedos. Ponlos por escrito. Al verlos en papel, te darás cuenta que estos no son muy importantes. Si no, escríbele la posible solución al problema.

Pregúntate si tus nervios se relacionan al hecho de casarte en general, o a tu relación especifica.

Date un descanso de la planificación de la boda.

Toma una noche a la semana, para no hablar para nada de la boda.

Lleva un diario,  que puedes armar como un álbum, en el cual escribes sobre los momentos mas felices de tu relación con tu pareja, incluye como se conocieron, sus primeras citas, viajes, y la historia del compromiso.

Escribe todas las cosas buenas de ser una persona casada.

Habla con parejas felizmente casadas, y pregúntales cual es la clave para el éxito, y que consejos te pueden dar.

Habla con un sacerdote, pastor, o un amigo cercano sobre tus inquietudes.

Revivan el romance con tu pareja. Váyanse a un fin de semana romántico, o a una cena juntos.

Sentirse nervioso antes de la boda es perfectamente normal, después de todo es un cambio grande en tu vida. Pero si junto con los novios te sientes emocionado, lo más seguro es que sean los nervios normales.


Problemas serios que pueden llevar a suspender la boda

  • Si has descubierto que tu pareja tiene  un problema de drogas o de alcohol, y no quiere tratarse.
  • Si tu pareja ha usado violencia contigo.
  • Si cualquiera de los dos ha sido infiel
  • Si pensar en la boda te ha dado sentimientos de pánico, en lugar de felicidad, por más de un mes
  • Si no logran ponerse de acuerdo en cuanto a su idea de tener hijos
  • Si la mayoría de tus amigos no está de acuerdo con la boda
  • Si solo estas siguiendo con la boda, para no lastimar a tu pareja, o para no pasar la pena de suspenderla